PRESIDENCIA DE HONOR S.M. LA REINA DE ESPAÑA


Save this PDF as:
 WORD  PNG  TXT  JPG

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "PRESIDENCIA DE HONOR S.M. LA REINA DE ESPAÑA"

Transcripción

1 ihd skd ww PRESIDENCIA DE HONOR S.M. LA REINA DE ESPAÑA dja

2 -dj a- s Auditorio PROYECTO ÓRGANO Jürgen Essl, organista Lunes, 2 de enero de 2008 Nacional de Música (Madrid). Sala Sinfónica. ORQUESTA Y CORO NACIONALES DE ESPAÑA. TEMPORADA 2007 / 2008

3 órg en JOSEP PONS Director Artístico y Titular MIREIA BARRERA Directora CNE JESÚS CLAVERO Director Técnico OCNE

4 j EL SONIDO DE LAS IMÁGENES. CINE MUDO Y ÓRGANO Lunes, 2 de enero de 2008, 20:00 h Jürgen Essl (96) Improvisación sobre Les Kiriki (907), del cineasta Segundo de Chomón Jehan Alain (9-940) Deux danses à Agni Yavishta Jürgen Essl Improvisación sobre Entr acte (924), del cineasta René Clair Ofer Ben-Amots (955) Pastoral Invocation Jürgen Essl Improvisación sobre El tesoro del Rajah (906), del cineasta Segundo de Chomón Henri Mulet ( ) Esquisses byzantines I- Nef III- Rosace X- Tu es Petra Raúl Prieto, coordinador Proyecto Órgano Jürgen Essl, organista Agradecemos la colaboración de:

5 próximos conciertos proyecto órgano LUNES 3DE MARZO Dietrich Buxtehude Preludio en Do mayor BuxWV 37 (preludio, fuga y chacona) Aria sobre Ofröhliche Stunden BuxWV 84 Preludio en Sol menor BuxWV 48 Aria sobre Was mich auf dieser Welt betrübt BuxWV 05 Petr Eben Hommage à Dietrich Buxtehude Julius Reubke Gran Sonata en Do menor sobre el Salmo 94 Ludger Lohmann, organista LUNES 2 DE MAYO Fryderyk Franziszek Chopin Estudio opus 0 núm. 2 (trans. Carpenter) Olivier Messiaen La Nativité du Seigneur IX- Dieu parmi nous Cameron Carpenter Love-Song núm. Louis Vierne 24 piezas de fantasía, Suite núm. 2 VI- Toccata Cameron Carpenter Homenaje a Klaus Kinski Percy Aldridge Grainger Colonial Song Johann Sebastian Bach Toccata y Fuga en Re menor BWV 565 Cameron Carpenter, organista

6 Notas al programa La cultura europea y lo oriental entre el siglo XIX y XX A medida que la revolución industrial lanzó las redes del comercio europeo hacia mares cada vez más lejanos en busca de materias primas, mano de obra barata y economías débiles a las que parasitar, este fenómeno socio-económico fue tomando un calado cada vez mayor en el terreno político y cultural. Si bien Oriente había siempre ejercido una gran fascinación sobre el continente europeo, con la era industrial y el colonialismo el flujo de arte en uno y otro sentido se aceleró considerablemente gracias también a la mejora en los medios de transporte. Europa ejercía una enorme presión sobre la cultura de las colonias en las que se asentaba, pero este proceso resultó ser de ida y vuelta despertando el interés de los europeos por todo aquello que llegaba de tierras lejanas. En todo esto tuvieron un papel especialmente relevante las numerosas exposiciones que tenían lugar en las principales urbes europeas, y muy especialmente las Coloniales y las Universales, cuyo auge abarca desde la segunda mitad del siglo XIX hasta los primeros años del siglo XX. La manera como son recibidos el arte y el pensamiento oriental en la Europa colonial difiere según el entorno donde sucede. Básicamente podemos distinguir por una parte a la burguesía de la segunda mitad del siglo XIX, que había terminado ya su periodo revolucionario para asentarse como un poderoso estamento social con su propio arte (un arte ahora conservador) y sus propios salones de recreo, donde lo oriental se constituye como un elemento de gusto y distinción, sin ahondar en las ideas o valores que dicho arte pudiera llevar consigo. Por otra parte destacan las nuevas generaciones que aún querían ahondar todavía más en los valores de la Revolución Francesa, que elogiaban los cabarets, los cafés y los music halls donde todas las clases sociales tenían cabida por igual, y que se aferraban a lo oriental atribuyéndole capacidades agotadas en su propia civilización como son la intuición de lo sobrenatural, el animismo, la comprensión esencial de la realidad a través del entorno, el panteísmo... Estas nuevas generaciones veían en las formas expresivas de Oriente un oasis de magia, color y vitalismo frente a los excesos racionalistas burgueses recogidos en una religión, el positivismo, que su sumo sacerdorte, Compte, se atrevió a profetizar que él mismo promulgaría desde los púlpitos de Nôtre-Dame de París antes del fin de siglo. La Japonería, por ejemplo, pasaba por ser en lo decorativo la simple imitación de modelos de láminas japonesas, mientras que para artistas como Degas, Rodin, Van Gogh o Gauguin, el arte japonés había puesto en tela de juicio ciertos códigos de la expresión gráfica que se habían tomado por incontestables desde el Renacimiento.

7 Desde este punto de vista el programa de hoy se puede entender como una aproximación a la huella de lo oriental en la cultura europea de la primera mitad de siglo, desde lo meramente decorativo hasta lo mágico y lo esencial. Todos estos rasgos aparecen diseminados mezclándose entre sí a través de las distintas obras que les ofrecemos. El órgano y el cine mudo Durante las décadas doradas del cine mudo y hasta los años 30 del siglo pasado, las salas de espectáculos llamadas music halls habían crecido enormemente para satisfacer el consumo de ocio que caracterizaba a la sociedad occidental de finales del XIX y principios del XX. Desde las modestas salas de provincias, donde la música se hacía con un piano, hasta las salas más destacadas donde se podía escuchar a una banda u orquesta, existía un hueco que pese a lo sorprendente que hoy día nos resulte, vino a cubrir ni más ni menos que el órgano. Para entender este fenómeno hay que tener en cuenta algunos aspectos. Por una parte los espectáculos que tenían lugar en estas salas eran auténticos shows de variedades que alternaban entre bailes, canciones, números cómicos, teatro... y con la invención jór del cinematógrafo también cine. Para todo este espectáculo, que podía durar una tarde entera, la música era fundamental. A medida que la demanda hizo que estas salas crecieran en tamaño, los pianos acabaron resultando insuficientes para llenar todo aquel espacio y una orquesta o una banda eran demasiado caras de mantener. Es aquí donde aparece el órgano como la alternativa a una orquesta fija, con un mantenimiento muy limitado y en manos de un solo empleado: el organista.

8 Los primeros órganos de teatro eran instrumentos comprados de segunda mano a iglesias, que se colocaban escondidos discretamente detrás de unas celosías situadas en algún lugar cercano al escenario. Tuvieron que pasar pocos años para que varias empresas de construcción de órganos se percataran del mercado que se les estaba abriendo, al mismo tiempo que resultaba evidente que los instrumentos concebidos para iglesias, salones particulares o salones municipales eran incapaces de satisfacer los nuevos usos que imponían los music halls. Surge así el órgano de teatro como un instrumento con sus propias características técnicas y musicales diferentes de cualquier otro tipo de órgano concebido con anterioridad. Un instrumento pensado para imitar bandas de música, orquestas de aficionados, pianos-bar e incluso proporcionar efectos sonoros para películas (claxons de coches, timbres de puertas o bicicletas, bocinas de barcos...). Es de destacar el gran desarrollo que tuvo en estos instrumentos la sección de percusión, completamente integrada y manejable por el organista gracias a ingeniosos aparatos neumáticos cuyo resultado no distaba demasiado del de una verdadera banda de música. Aunque el mayor auge de estos instrumentos sucedió en Estados Unidos, Europa también hizo uso de ellos, siendo especialmente rele- 2 vante su desarrollo en el Reino Unido y Alemania. Empresas como Compton en el primero, Welte & Söhne o Walcker en el segundo y Standaart en Holanda, equipaban teatros del centro de Europa en los años inmediatamente posteriores a la Primera Guerra Mundial. En España tenemos alguna referencia en el tratado de organología de Alberto Merklin (924), pero no hay nada escrito específicamente sobre la existencia en nuestro país de órganos de teatro hasta el momento. Con el desarrollo del cine sonoro los órganos de teatro siguieron en uso para acompañar espectáculos de canto y baile durante los intermedios. Pero tras la Segunda Guerra Mundial los hábitos de la población habían cambiado lo suficiente como para que estos instrumentos cayeran en desuso junto con los espectáculos para los que habían nacido. Actualmente existen varias asociaciones, especialmente activas en Estados Unidos e Inglaterra, que trabajan para la recuperación y uso de estos instrumentos. Lo que hoy nos ofrece el organista Jürgen Essl, aparte de las obras en programa, son tres improvisaciones libres sobre películas de Segundo de Chomón y René Clair, para las que se servirá de las magníficas posibilidades del gran órgano de la Sala Sinfónica del Auditorio Nacional de Música. 2 A finales de la década de 920, en Estados Unidos había al me- nos 7000 organistas contratados en teatros para acompañar los es- pectáculos de variedades y el cine mudo.

9 lprograma S egundo de Chomón (Teruel 87 - París 929) ocupa en la historia del cine un lugar predominante como pionero, destacando por una gran imaginación y calidad técnica, que le permitieron trabajar con las grandes productoras de su tiempo. Ya en 902 se instala en Barcelona comercializando una técnica de coloreado de fotogramas diseñada por él mismo, que más tarde sería patentada con ligeros cambios por la casa Pathé ( pathécolor ). En 906 se traslada a París para trabajar con esta misma productora (Pathé Frères) que en aquellos años pasaba por ser la más importante del mundo gracias al monopolio que ejercía sobre el celuloide virgen. Con ella rueda los dos cortometrajes que les ofrecemos hoy: Les Kiriki y El tesoro del Rajah. Ambas películas pertenecen a los comienzos de la carrera de Chomón en el cine, un periodo en el que Pathé competía con Méliès en el desarrollo de técnicas cada vez más sorprendentes, lo que vendría a explicar el complejo aparato de trucos cinematográficos que llegan a eclipsar el desarrollo de historia alguna. Es de destacar la presencia de elementos orientales en ambas películas, y en ambos casos asociados a algo mágico, exótico y sorprendente. En el primer caso se centra en las peripecias, absolutamente imposibles de comprender, de un grupo de acróbatas chino, en el segundo se sirve de una temática oriental tópica, relacionada como hemos dicho con lo mágico y lo sorprendente, sazonada de vestuarios y decorados de un exotismo propio de cuentos. ehan Alain (Saint-Germain-en-Laye 9 - Saumur 940) es una de esas figuras trágicas de la historia del órgano junto con Julius Reubke (del que este año se celebra el 50 aniversario de su muerte). Muerto en 940 en el frente, a sus 29 años de edad, había concluido sus estudios de órgano con Marcel Dupré sólo un año antes. Para entonces ya había escrito suficiente música como para que sus piezas para órgano ocupen un lugar esencial en el repertorio.

10 Además, su forma de escribir para este difícil instrumento es tan personal, que resulta prácticamente imposible encontrar tanto antecedentes como influencias posteriores. Así su obra, todavía la de un joven cuyo arte estaba por desarrollar, se nos muestra como una isla solitaria plagada de pequeños diamantes en bruto. Como más adelante veremos con la Gran Sonata en Do menor de Reubke, Jehan Alain estaba llamado a revolucionar la forma de escribir para órgano, la forma de expresar a través de ese instrumento, de concebirlo... hasta que como en el caso anterior, la muerte dejara todo su potencial a la imaginación de los organistas que tanto han deseado saber qué habría llegado a hacer de no ser por... En una ocasión Olivier Messiaen llegó a afirmar que si Jehan Alain no hubiera muerto escribiría igual que él (refiriéndose a la técnica), qué más cabe decir? Toda la producción de Jehan Alain se fecha entre los 8 y los 28 años de edad, y esta marcada por un universo interior riquísimo que dota a su escritura de ideas imaginativas y sugerentes. No es de extrañar entonces que Oriente fuera para él una riquísima fuente de inspiración y escapismo. El empleo de figuras rítmicas obsesivas, líneas melódicas inesperadas con intervalos aumentados o disminuidos, escalas de sonoridad no tonal, y colores instrumentales sorprendentes, son características de su obra que se atribuyen habitualmente a la influencia del arte oriental. Más concretamente, en la Exposición Colonial de París del año 932, Jehan Alain pudo conocer la música de Marruecos y La India, y de su visita al pabellón de las empresas francesas de La India, puede muy bien provenir la elección de Agni Yavishta, dios del fuego, como inspiración de las Dos Danzas que hoy podrán escuchar. Les invitamos a descubrir como Alain dibuja el carácter de este dios, misterioso, ácido y burlón, sin perder el ritmo de danza y describiendo a la vez los diversos estados del fuego, desde que arranca chispeante hasta que se esfuma lentamente en cenizas. Todo en apenas un puñado de elementos. René Clair rodó su cortometraje Entr acte para ser mostrado durante el entreacto del ballet Relâche, de Francis Picabia y Jean Borlin con música de Erik Satie, que representaban Les Ballets suédois en el Teatro de los Campos Elíseos de París en 924. La película es estrictamente Dadá, así su origen mismo evoca ya el espíritu que vertebra toda la creación: Picabia envió a Clair una sinopsis para la película (9 frases) escrita en un trozo de papel con el membrete de Maxim s, un famoso restaurante parisino. En ellas se puede leer: asalto de guantes de boxeo blancos sobre pantalla negra... partida de ajedrez entre Duchamp y Man Ray... once personas acostadas sobre sus espaldas enseñando la planta de sus pies... A partir de aquí la película muestra una sucesión de escenas sin conexión aparente que no invitan sino a la risa. Entre sus actores aparecen Erik Satie, el mismo Picabia, Man Ray o Marcel Duchamp 3. La música para la película fue escrita por Erik Satie y dirigida por Roger Désormière siguiendo escrupulosamente lo que vendría a ser el elemento que da sentido global a la película: 3 Duchamp y Picabia, refugiados durante la Primera Guerra Mundial en Nueva York, fundaron junto a Man Ray el Dadá neoyorkino.

11 el ritmo de las imágenes, cada vez más frenético hasta el sorprendente final. La obra Pastoral Invocation del compositor israelí Ofer Ben-Amots es según palabras del propio intérprete: una descripción musical del amanecer sirviéndose de elementos de la música popular israelí. La pieza está basada en el versículo quinto del primer capítulo del Eclesiastés: Sale el Sol, y se pone el Sol, y se apresura a volver al lugar de donde se levanta. Escrita en 998, el compositor emplea un lenguaje tonal al que dota de una gran carga emocional. Henri Mulet (París Draguignan 967) era hijo del director del coro de la Basílica del Sagrado Corazón de Montmartre, en París. Podemos imaginar a aquel niño acompañando a su padre, caminando entre las vastas naves de la Basílica, tan profundamente inspirado por la exótica arquitectura neobizantina del templo, que ya en su madurez, entre 94 y 99, le dedicó diez piezas con el título Esquisses byzantines. Alumno de Widor y Guilmant, ejerció como organista en varias iglesias de París compaginando dicha actividad con sendas plazas de profesor en el Ecole Niedermeyer y la Schola Cantorum. En 937 quemó sus manuscritos y abandonó París. A partir de entonces entra en una situación de penuria que se alarga hasta su muerte en 967 en el convento de las Hermanitas de los pobres de Draguignan. En 922 publicó un artículo titulado Les tendances néfastes et antireligieuses de l orgue moderne, en el que defendía el gran órgano romántico francés frente a las nuevas tendencias de su época, algo que puede apreciarse también en su música, de corte conservador para su época, pero en cualquier caso interesante por su expresividad equilibrada y exquisita. De Ofer Ben-Amots a las cúpulas neobizantinas del Sacré-Coeur de París, de Agni Yavishta a los decorados orientales de Segundo de Chomón, la influencia oriental fluye por las obras de este primer programa del Proyecto Órgano de la temporada de la OCNE adoptando diversas formas, desde lo puramente decorativo a lo evocador, de lo superficial a lo esencial... con un entreacto que irrumpe, dadaísta, enfrentando a tanta exquisitez la obra de antiarte de René Clair, contemporánea del período al que hemos dedicado básicamente este programa, pero siempre moderna en sus manifestaciones absurdas. Un programa que transita desde la improvisación a la interpretación, del cine mudo a la danza o la música de trasfondo religioso. Una propuesta que les ha querido mostrar lo imposible concentrado en la primera de las esencias del Proyecto Órgano 2008: El sonido de las imágenes. Nuestra próxima propuesta, Más allá de Bach, les ofrecerá música para órgano intercalada con música de cámara de Dietrich Buxtehude, conocido especialmente por la influencia que ejerció sobre Johann Sebastián Bach... y una segunda parte para no olvidar: la Gran Sonata en Do menor sobre el Salmo 94 de Julius Reubke, posiblemente la obra para órgano más trascendental de todo el siglo XIX. Todo ello interpretado al órgano por Ludger Lohmann, uno de los organistas más importantes del momento, que contará además con músicos de la OCNE para la interpretación de unas arias bellísimas. Les invitamos a que no se lo pierdan pues nuestros programas están pensados exclusivamente para ustedes. Raúl Prieto Ramírez Organista y coordinador del Proyecto Órgano OCNE

12 Jürgen Essl organista El organista y compositor Jürgen Essl nació en 96. Realizó sus estudios de órgano y música religiosa en Alemania y en Francia con Ludger Lohmann y Francis Chapelet, completando posteriormente su formación en Viena con Michael Radulescu. A lo largo de su extensa carrera, Jürgen Essl ha trabajado como organista en la iglesia del castillo de Sigmaringen, alcanzando muy pronto una importante reputación internacional como organista, compositor y profesor de improvisación. Ha publicado numerosas composiciones para órgano solo y para coro y orquesta, que han sido interpretadas en toda Europa, en Japón y en Estados Unidos. Por su labor como compositor ha obtenido el premio de música sacra de Baden-Württemberg. Recientemente ha sido invitado a participar como miembro del jurado en diferentes concursos internacionales. Desde 997 hasta 2003 ha sido profesor de órgano e improvisación en la Musikhochschule de Lübeck. Desde el año 2003 es profesor en la Musikhochschule de Stuttgart y organista en la catedral de Stuttgart, y ofrece clases magistrales de improvisación en toda Europa. Jürgen Essl ha actuado en varias ocasiones en televisión como organista y di- rector, y ha realizado diversas s grabaciones tanto para la radio como en CD. Su amplia discografía incluye obras desde el siglo XVII hasta el siglo XXI, destacando un doble volumen dedicado a maestros antiguos y románticos alemanes y franceses en el órgano de Sigmaringen, así como la obra para órgano de Jean Françaix grabada en la catedral de Rottenburg, un álbum de autores barrocos del Norte de Alemania y un viaje musical por Europa con el conjunto Ars Antiqua Austria dirigido por Gunar Letzbor.

13 Presentación del d- jda- wd órgano de la Sala Sinfónica del Auditorio Nacional En 990 la construcción del órgano para la más importante Sala Sinfónica de nuestro país supuso asumir un muy alto compromiso. El instrumento había de cumplir varias misiones: didáctica, sede de concursos de composición e interpretación, grabaciones y especialmente sus funciones concertistas como instrumento solista y como acompañante en obras orquestales y corales. El Auditorio Nacional requiere un órgano en el que sea posible interpretar la más amplia gama de literatura musical y abrir camino a nuevas creaciones, un órgano con personalidad propia y una armonización de calidad que logre superar las dificultades del gran volumen de la sala y de una acústica más favorable para otro tipo de instrumentos. El instrumento no está abordado exclusivamente desde la vertiente estilística centroeuropea, sino que además de recoger los conocimientos y progresos internacionales enlaza con la rica tradición de las escuelas ibéricas, y como obra de arte es expresión creativa de la época y el entorno en que nació. La estética (fachada), diseñada por el arquitecto Simon Platt recoge esta síntesis, reúne elementos de los órganos históricos ibéricos como la Trompetería de Batalla, los tubos entorchados (adornados) frecuentes en los órganos renacentistas y barrocos de Baleares y Cataluña, tubos invertidos como en las catedrales de México y Persignan, Cadereta de espalda (en este caso partida) presente en gran parte de los órganos de la zona mediterránea y celosías escalonadas sobre los tubos, tradición muy extendida en los instrumentos castellanos. La fachada del órgano representa cuatro de los cinco cuerpos del instrumento (Werkprinzip), solo el Recitativo queda oculto. Cada cuerpo tiene una misión asignada y por tanto su sonido tiene un carácter distinto a los demás. De hecho, podría hablarse de cinco órganos diferentes.

14 js técnicos son reflejo del órgano ibérico, detalles jtambién jros los registr partidos en la Batalla, abundancia de jcomo jgüetería, jregistros de leng flautado doble (muy característico jmónico jde Mallorca), arm de tercera en la Tercerilla o el aco- jdo jplamiento partid que facilita la interpretación de la litera- jibérica. jtura organística i jlas condiciones acústicas de una sala de conciertos resul- jtan menos favorables para un órgano que las reverberantes acústicas de los templos. Para concretar las tallas de los tubos, inicialmente se realizaron ensayos acústicos con diferentes muestras tanto con la sala llena como vacía. Durante meses se ajustó el sonido de cada uno de los casi tubos, definiendo el carácter y color de cada sonido, dentro de su registro correspondiente y su misión dentro del cuerpo sonoro o teclado. Entiendo la organería como un arte en constante evolución, y muestra de ello son las numerosas innovaciones que se aplicaron en la construcción del órgano de la Sala Sinfónica, muchas de ellas resultado de investigaciones propias, como el sistema de alimentación del viento, los acoplamientos mecánicos, ventillas cuádruples en el expresivo, o el sistema de ajuste de los ejes de la mecánica inspirada en el invento que Jorge Bosch aplicó en 778 en el órgano del Palacio Real. Todos estos desarrollos han tenido su continuidad en los órganos de La Almudena, Catedral de Bruselas, o Auditorio de Niigata (Japón). La dedicación y entrega de todo el equipo constructor encuentra su mejor recompensa en cada concierto en el que el órgano interviene. Con esta obra, deseo haber contribuido a la dignificación y promoción del mundo del órgano, del organista litúrgico y del concertista profesional, del instrumento y de su constructor o restaurador, y especialmente de los ilusionados estudiantes de órgano, a quienes dedico esta obra. Gerhard Grenzing Maestro Organero (Autor del órgano de la Sala Sinfónica del ANM)

15 disposición de registros disposición órgano I - Teclado (Cadereta) Flautado 8 Tapado 8 Quintatón 8 Octava 4 Flauta dulce 4 Nazardo 2a 2/3 2 Quincena 2 Flauta silvestre 2 Nazardo 7a 3/5 Nazardo 9a /3 Churumbela II Lleno IV Címbala III Serpentón 6 Cromorno 8 Temblante III-I III - Teclado (Expresivo) Violón mayor 6 Flautado de madera 8 Gamba 8 Onda marina 8 Viola 8 Octava 4 Flauta travesera 4 7a mayor /5 3 Nazardo 2a 2/3 2 Quincena 2 Pífano 2 Nazardo 7a 3/5 Séptima /7 Chiflete Lleno IV Tercerilla III Fagot 6 Trompeta armónica 8 Oboe 8 Voz humana 8 Temblante II - Teclado (Órgano Mayor) Flautado mayor 6 Flautado 8 Flauta de chimenea 8 Flauta armónica 8 Octava 4 Docena 2 Quincena 2 Lleno VI Címbala IV Trompeta mayor 6 Trompeta real 8 I-II, III-II bajos, III-II tiples, III-II 6, IV-II IV - Teclado (Batalla) Trompeta de batalla 8 Clarín m.d. 8 Bajoncillo m.i. 4 Trompeta magna m.d. 6 Violeta m.i. 2 Viejos y viejas 6 Orlos 8 Violón 8 Corneta VI Tolosana IV Pedal Grave 32 Contras 6 Subbajo 6 Flautado 8 Bajo cónico 8 Octava 4 Corno 2 Tolosana III Compuestas III Lleno VI Contra bombarda 32 Bombarda 6 Trompeta 8 Clarín 4 I-P, II-P, III-P, III-P 4, IV-P Total tubos: : Inaugurado en 99 Altura del instrumento: 2 metros Maestro organero: Gerhard Grenzing Peso: 25 toneladas Diseño de la fachada: Simon Platt

16 PRÓXIMAS ACTIVIDADES OCNE 3. CICLO III HOMENAJE A ATAULFO ARGENTA 25, 26 y 27 de enero de 2008 Orquesta y Coro Nacionales de España Josep Pons, director Sibylla Rubens, soprano Roman Trekel, barítono Johannes Brahms Ein deutsches Requiem (Réquiem alemán), opus 45 Localidades a la venta OCNE 4. CICLO I, 2 y 3 de febrero de 2008 Orquestra Simfònica de Barcelona i Nacional de Catalunya Eiji Oue, director Gustav Mahler Sinfonía núm. 9 Localidades a la venta OCNE 5. CICLO II MIRADA A ORIENTE 8, 9 y 0 de febrero de 2008 Orquesta Nacional de España Gilbert Varga, director Manuel Barrueco, guitarra Ramón Puchades, oboe d amore C. M. Weber Turandot, obertura Toru Takemitsu Vers, l arc en ciel, Palma, para oboe d amore y guitarra (Primera vez ONE) Roberto Sierra Folías (Primera vez ONE) Béla Bartók El mandarín maravilloso, opus 9, suite Localidades a la venta

17 ficha técnica jó Dirección: Jesús Clavero (Director Técnico) Belén Pascual (Directora Adjunta) Juana González (Jefe Secretaria Dirección Técnica) Pura Cabeza (Secretaria Dirección Adjunta) Arantzazu Elu (Servicio de Apoyo) Reyes Gomariz (Relaciones Públicas) Administración: Elena Martín Fuentes (Gerente) Amalia Jiménez (Cajera Pagadora) Purificación García (Contratación) Rosa Aguilar, Rocío Espada, Pilar Martínez (Administración) María Ángeles Guerrero (Caja) Secretarías técnicas: Dolores Egea (ONE) Ignacio de Luxán (CNE) María Morón, María Jesús Carbajosa (Secretaría ONE) Marta Álvarez González (Secretaría CNE) Comunicación: Blanca Reche (Prensa) María Rosario Laín (Publicidad) Documentación: Eduardo Villar (Ediciones) Begoña Álvarez (Documentación ONE) Isabel Frontón (Documentalista CNE) Mercedes Colmenar (Biblioteca) Empresas colaboradoras: Nikos Art Consulting S.L. Andrés Lacasa (Secretaria Artística).

18 ór rp La Orquesta y Coro Nacionales de España (OCNE) está integrada en el Instituto Nacional de las Artes Escénicas y la Música, del Ministerio de Cultura. La Orquesta Nacional de España pertenece a la Asociación Española de Orquestas Sinfónicas (AEOS). Venta de entradas: En taquillas del Auditorio Nacional de Música: C/ Príncipe de Vergara, Madrid. Tel.: Internet: Por teléfono : Programas de mano: Desde el día anterior al concierto pueden descargarse los programas en Las biografías de los artistas han sido facilitadas por estos mismos o sus agentes y la OCNE no puede responsabilizarse por sus contenidos, así como tampoco de los artículos firmados. Más información: web: Puntualidad: Una vez comenzado el concierto no se permitirá el acceso a la sala, salvo en las pausas autorizadas al efecto. Fotos y grabaciones: Está absolutamente prohibido realizar fotografías y cualquier tipo de grabación o filmación dentro de la sala. Teléfonos móviles: En atención a los artistas y público, se ruega desconecten los teléfonos móviles y eviten cualquier ruido que pueda perjudicar la audición de música y el respeto de los silencios. NIPO: , D.L.: xxxxxx